Tribunale Internazionale sugli Sfratti » Chi siamo » ¿Qué es el Tribunal Internacional de Desalojos?

¿Qué es el Tribunal Internacional de Desalojos?

El Tribunal Internacional de Desalojos (TID) es un tribunal popular y de opinión, que fue establecido en 2011 por la Alianza Internacional de Habitantes (AIH) y organizaciones sociales durante las Jornadas Mundiales Cero Desalojos y que tiene por finalidad analizar y cuestionar de manera práctica e interactiva casos de  desalojos forzados que tienen lugar en distintas partes del mundo. El Tribunal juzga casos reales de desalojos forzados que constituyen una violación de los derechos humanos de acuerdo a instrumentos internacionales de Derechos Humanos-como el Pacto Internacional de Derechos económicos, sociales y culturales (ICESCR, por sus siglas en inglés) y en otros -instrumentos del Derecho Internacional para pronunciarse acerca Y se apoya en la experiencia y la designación de un jurado competente y reconocido.

El TID es una poderosa herramienta de la Campaña Cero Desalojos y parte de la estrategia “Hacia una Vía Urbana y Comunitaria”, que promueve la convergencia de organizaciones populares y le da más visibilidad y apoyo a las campañas, las luchas y los logros que se están llevando a cabo.

Esta estrategia apoya los Pactos sociales alternativos, basados en los derechos humanos y medioambientales, y la responsabilidad que tienen los ciudadanos de cara a las futuras generaciones.

Los desalojos: la agenda oculta de las políticas neoliberales

La situación mundial refleja la catástrofe que ha provocado el sistema neoliberal: hoy en día más de 1,2 mil millones de personas viven en la calle o en viviendas precarias, 1,2 mil millones viven con un dólar al día, 2 mil millones pasan hambre y 2,4 mil millones no tienen acceso al agua potable. Se estima que las mujeres conforman la mayoría de los afectados, según el informe de la ONU Relator Especial sobre el derecho a la vivienda. [1]

En particular, el daño colateral de las políticas neoliberales que más se pasa por alto son los desalojos, que afectan, según estimaciones a más de 70 millones de personas a nivel mundial, situación que las instituciones internacionales ocultan que los desalojos constituyen verdaderas políticas urbanas y rurales, a pesar de que los desalojos son fuente de numerosas violaciones a los derechos humanos, las mismas  obedecen ala financiarización de los bienes raíces, las asociaciones  público-privadas, el impacto de las políticas de austeridad, los mega proyectos (minería, represas, aeropuertos, etc.), la industria turística (mega eventos, “disneysación”, “museificación”, aburguesamiento, etc.), las guerras (ocupación extranjera, construcción de bases miliares, etc.), políticas pos desastres (prevención de riesgos, recuperación, etc.), cambio climático, discriminación racial y sexismo.

Los desalojos representan un fenómeno en aumento y del que no se disponen de datos oficiales. Pese a lo que manda la Observación General Nº7  La estimación mencionada se extrae de los indicadores de campo, como las alertas y las campañas que difunden en todo el mundo las organizaciones y las redes sociales, y de la información recolectada por el Tribunal Internacional de Desalojos y las Campañas Cero Desalojos.

Los conflictos que suelen enfrentar las organizaciones de habitantes con quienes toman las decisiones sobre temas cruciales, como los desalojos y las políticas de vivienda popular, revelan cada vez con más claridad los vínculos que existen entre lo local y lo global pero, en general, excluyen a los ciudadanos de los lugares7espacios donde se toman las decisiones estratégicas.

Lamentablemente, ONU-Hábitat, a pesar de la gravedad y la magnitud del problema de los desalojos, ha quitado el tema de su agenda (por ejemplo, disolviendo el Consejo asesor sobre desalojos forzados, cancelando el indicador de “desalojos forzados” del índice de barrios marginales, entre otros).

Actualmente, la Nueva Agenda Urbana, aprobada por la ONU en la Conferencia Hábitat III de 2016, subraya que el único futuro de la humanidad es urbano, y también que las ciudades serán el motor de este crecimiento ilimitado. Los derechos humanos, en vez de considerarse paradigmas inalienables, son vistos como problemas a resolver con prácticas y políticas basadas en la resistencia (p.ej., la adaptación a la ciudad neoliberal).

Para enfrentar esta agenda oculta, la Alianza Internacional de Habitantes ha lanzado el Tribunal Internacional de Desalojos (TID), un tribunal popular de opinión que ostenta un importante peso moral y mediático.

Historia del tribunal

El Tribunal Internacional de Desalojos se originó en el Foro Social Mundial y en la Asamblea Mundial de Habitantes (Dakar 2011) como parte de la actividad principal durante las Jornadas Mundiales Cero Desalojos, que se realizan todos los años en octubre en colaboración con redes internacionales y organizaciones locales.

La idea era reunir a los actores del norte y del sur para debatir sobre el tema de la vivienda y las violaciones del derecho a la tierra, como evento principal de las Jornadas Mundiales Cero Desalojos.

Sobre esta base, las primeras sesiones tuvieron lugar en Ginebra a partir del 2011, junto con PALC y la sede suiza de Amnistía Internacional, y en 2014 se realizaron en Milán en simultáneo con la reunión informal de los ministerios de cohesión social de la Unión Europea.

La 5ta Sesión Mundial se organizó en octubre de 2016 en Quito, Ecuador, como parte integral del Foro Social de Resistencia Popular a Hábitat III, realizado al mismo tiempo, en forma autónoma, que la Conferencia Hábitat III de las Naciones Unidas.

Para resaltar la escala del compromiso del TID, cabe mencionar que la Sesión Regional del Sudeste asiático (Taipéi, Julio 2016) y la 5ta Sesión Mundial (Quito, octubre 2016) recibieron y analizaron un total de 115 casos que afectaban a casi 2 millones de personas de todos los continentes.

Para dar cuenta del impacto, es importante citar el caso del Monte Sinaí, Guayaquil, analizado en el inicio de la sesión del TID en Ecuador, a pesar de la destrucción del lugar de la comunidad y de la intimidación por parte de la policía. La recomendación de crear la zona “Monte Sinaí Cero Desalojos” que protege a 5.000 familias amenazadas es hoy en día un tema de negociaciones concretas entre las organizaciones de habitantes y el gobierno.

El TID, que le ha dado voz a miles de personas sin voz, especialmente a víctimas y aquellos que corren el riesgo de ser desalojados, no se limita a juzgar, sino que también propone la implementación de recomendaciones para que los casos se resuelvan en forma positiva por medio del control periódico y la movilización local y global solidaria.

El Tribunal se ha convertido en un referente y en una herramienta integral para una cantidad creciente de organizaciones populares de todo el mundo.

¿Cuáles son los objetivos del Tribunal?

  • Dar a conocer los casos de desalojos forzados a más personas, brindándoles un marco internacional a las personas y a las comunidades que luchan contra los desalojos forzados y por el derecho a una vivienda digna y a las tierras.
  • Exponer todo tipo de amenazas y violencia que se ejerzan contra los defensores de los derechos humanos que luchan por el derecho a la vivienda y a las tierras.
  • Analizar los casos seleccionados, pronunciarse al respecto y brindarles recomendaciones formales a los distintos interesados, incluidos las Naciones Unidas y los Gobiernos, a los actores económicos e institucionales responsables de los desalojos y a las organizaciones civiles que los ayudan a imponer sus demandas a través de las autoridades, con el fin de abordar la situación respetando debidamente los derechos humanos de las personas afectadas.
  • Las recomendaciones no sirven solamente para apoyar las demandas y las luchas sino que contribuyen a delinear una hoja de ruta de Pactos Sociales Alternativos, que tienen como fin involucrar a todos los interesados relevantes (sociales, profesionales, institucionales) para implementar soluciones positivas para los desalojos basadas en el respeto de todos los derechos y en la responsabilidad hacia las generaciones futuras. A tal fin, el TID promueve la construcción de la convergencia, las alianzas y las sociedades.
  • Las recomendaciones serán controladas regularmente por el TID junto a organizaciones locales e  implementadas por la movilización local y global de los habitantes y sus aliados.

Cómo funciona el Tribunal

La Sesión sobre Turismo está organizada de acuerdo a las Directrices 2017 aprobadas por el Comité Directivo Internacional del TID.

Las organizaciones, los ciudadanos y los movimientos de habitantes que deseen organizar sesiones del TID en sus países o ciudades deberán de seguir dichas directrices, firmando un Memorándum de Entendimiento específico con el Comité Directivo del TID.

Selección de casos

Después de la difusión de la “convocatoria de casos” internacional en las páginas web del Tribunal, de la AIH y de otras organizaciones socias, cualquier persona u organización pueden presentar casos de desalojos de forma online a partir del 15 de julio de 2017.

La Sesión del TID 2017 analizará todos los tipos de desalojos y desplazamientos relacionados con el turismo, de viviendas, comunidades, granjeros urbanos, vendedores callejeros, artesanos, pescadores, que sean resultado del mercado, proyectos urbanos, apropiación de tierras, disneysación o museificación, infraestructuras, políticas de recuperación pos desastres, entre otros.

Los casos pueden ser:

  • Individuales o colectivos.
  • Urbanos o Rurales
  • Desalojos a través del mercado y/o del gobierno, generalmente ocultos o poco visibles, pero masivos en términos generales.
  • Desalojos forzados que, según la terminología internacional, son aquellos que violan el derecho a una vivienda digna según las Naciones Unidas.
  • Desalojos forzados que las víctimas consideren injustos.
  • Todo tipo de despojo o desalojo relacionado con la propiedad y el uso de tierras.

De esta manera, es probable que la Sesión del TID analice casos de desalojos y desplazamientos que fueron realizados siguiendo un procedimiento judicial formal a nivel local, pero que violan el Derecho Internacional o los valores éticos reconocidos por el TID.

El TID distingue tres tipos de situaciones y las considera a todas:

  • Los desalojos que ya se produjeron y derivaron en el desplazamiento de las familias, desalojos de sus casas o tierras, demolición de sus casas, o también muchos casos de destrucción de barrios enteros, que habían estado en ese lugar durante mucho tiempo.
  • Desalojos que están en proceso o son inminentes.
  • Situaciones en las que hay una amenaza de desalojo previsible y a corto plazo.

El Comité Directivo del TID junto con los Comités organizativos locales seleccionarán 5 casos, 1 por continente, más 2 de Venecia, Italia, por su carácter emblemático y por representar una diversidad importante en los casos de desalojo.

Los casos de desalojos forzados serán seleccionados entre los que se suban online hasta el 15 de julio de 2017.

Composición y papel de la Sesión del TID

  • Testigo: persona autorizada a presenciar un caso de desalojo y encargada de presentarlo ante el Jurado.
  • Jurado:  personas designadas por el Comité Directivo Internacional, que provengan del sector académico, de ONG, entidades nacionales e internacionales y organizaciones activistas, aprobadas por el Comité Organizativo local por su independencia y experiencia sobre desalojos forzados, derechos humanos, derechos a las viviendas básicas y a las tierras, y por su capacidad de redactar recomendaciones creíbles como integrantes del tribunal de opinión.
  • Reportero:  persona designada por los miembros del Jurado, perteneciente al Jurado, encargada de coordinar la redacción y lectura de las recomendaciones.
  • Moderador: una persona independiente designada por el Comité organizativo para moderar la Sesión del Tribunal y sostener sus principios.
  • Facilitador:  persona designada por el Comité organizativo para facilitar el progreso normal de las sesiones del Tribunal ad hoc sobre Desalojos, resumir el intercambio y transcribir los testimonies orales, y brindar reportes escritos para la página web del TID.
  • Jurado popular:  compuesto por los representantes de cada organización que conforman el Comité organizativo Local de las Sesiones. Colabora con el Jurado en el bosquejo de las Recomendaciones.

La Sesión del TID

Se invitarán a los representantes y a las víctimas de los desalojos a declarar, mientras que los responsables de los desalojos tendrán la oportunidad de defenderse ante el Tribunal. Si los responsables de los desalojos no se presentasen, el Jurado  los juzgará en ausencia.

Durante las Sesiones del Tribunal, los miembros del Jurado, que contarán con el detalle de los casos, escucharán atentamente a los testigos y harán preguntas para clarificar cuestiones, lo que les permitirá elaborar las recomendaciones al final de la sesión.

Los testigos presentarán los casos de desalojo durante un período de tiempo determinado, sin interrupciones. En una segunda fase, un panel de especialistas del Jurado tendrá tiempo suficiente para hacerles preguntas a los testigos y a los responsables de los desalojos, con vistas a elaborar recomendaciones precisas que tengan relevancia legal y social. Mientras tanto, se hará circular una lista entre los miembros del Jurado popular para que el moderador le ceda la palabra al que quiera hablar y hacer algún comentario o pregunta relevante, o quiera citar un caso similar como ejemplo.

Los contenidos de la sesión se transcribirán y publicarán en la página web del Tribunal y de los socios para divulgar los resultados de las sesiones interactivas.

Después de la Sesión, el Jurado se reunirá para elaborar las Recomendaciones provisionales para cada caso, que serán publicadas durante la Inauguración del Monumento / Instalación / Murales en Cero Desalojos.

Las recomendaciones finales estarán listas dentro de los próximos 30 días después de finalizada la Sesión, luego se enviarán a los actores económicos e institucionales responsables de los desalojos forzados, como también a las organizaciones de la sociedad civil de los gobiernos locales o nacionales, organizaciones internacionales y otros interesados que el Jurado considere importantes para el caso, por ejemplo, Procedimientos Especiales del Comité de derechos económicos, sociales y culturales de la ONU (CESCR por sus siglas en inglés), el Relator Especial sobre la vivienda adecuada de la ONU, el Comité del CESCR, entre otros.

Seguimiento de la Sesión del TID

La Campaña Cero Desalojos adoptará las recomendaciones y les propondrá a todas las organizaciones internacionales que apoyan su implementación.

El Comité Directivo del TID colaborará con el Comité Organizativo y con los miembros del Jurado para hacer un seguimiento periódico de la implementación de las Recomendaciones y a través de las actividades que llevarán a cabo las organizaciones de los querellantes en ocasión de las Jornadas Mundiales Cero Desalojos 2018.

[1] Informe del Relator Especial sobre la vivienda adecuada como elemento integrante del derecho a un nivel de vida adecuado, y sobre el derecho a la no discriminación en este contexto, Raquel Rolnik (A/HRC/19/5, 26 de diciembre 2011)

 

Organizadores de la Sesión sobre Turismo del TID

La Sesión de 2017 del Tribunal es un seguimiento del Foro Social de Resistencia Popular a Hábitat III (Quito, 2016), un evento organizado en el marco de las Jornadas Mundiales Cero Desalojos por la Alianza Internacional de Habitantes en colaboración con el Comité Organizativo Local, armado junto con todas las organizaciones sociales principales de Venecia que participan de las luchas por el derecho a la vivienda y por la despoblación de la ciudad (Unione Inquillini, Assamblea Sociale per la Casa, Eddyburg, Venessia.com, Generazione `90, Garanzia Civica), y con la participación de las redes internacionales más importantes que defienden el derecho al hábitat, como también organizaciones sociales italianas.

Quienes financian la Sesión sobre Turismo del TID

La Sesión se mantiene gracias a una recaudación de capital social, a los voluntarios que provienen de las organizaciones sociales y a la cooperación de otros voluntarios e intérpretes. También cuenta con la colaboración de organizaciones avocadas a la defensa de los derechos humanos y con el apoyo parcial (hasta ahora) de Bread For the World – Protestant Development Service.

Commenti

Log in o crea un account utente per inviare un commento.